19 de febrero de 2018

Impresiones con 'Mercenary Kings'; acción 2D pixelada que rompe con el arcade tradicional

Tribute Games no es una desconocida entre los lectores de RetroManiac. Las andanzas del estudio canadiense las conocemos desde antes de que se formase el estudio como tal, cuando Jonathan Lavigne iba por libre tras acabar Scott Pilgrim para Ubi Soft, y publicaba Ninja Senki, un bonito plataformas de corte clásico. El tiempo pasó, y en la actualidad Tribute Games es uno de los estudios más reconocidos gracias a sus juegos de estilo clásico, gráficos pixelados bastante preciosistas.



Mercenary Kings fue quizás la punta de lanza del estudio afincado en Montreal. Tras el funcional pero limitado Wizorb, una suerte de Breakout, los canadienses se alinearon con Paul Robertson a la cabeza de los gráficos y culminaron un proyecto mucho más ambicioso (campaña de crowdfunding mediante), que en apariencia parecía ser una especie de run'n gun a la vieja usanza, estilo Metal Slug o Contra, pero que realmente ocultaba mucho más bajo su fachada de píxeles cuadradotes.

¡A por ellos!

Ya en 2018 publicaron Mercenary Kings Reloaded Edition, el juego que nos ocupa ahora mismo, y que es una versión extendida del lanzamiento original de 2014. Prácticamente nada cambia con respecto a aquel, aunque dispondremos de dos personajes seleccionables nuevos, más armas blancas y de fuego disponibles para 'construir' y una nueva misión de tipo 'Steel Soldier'. Ideal para aquellos que no hubieran catado el juego todavía.

De vez en cuando nos encontraremos con enemigos más poderosos


¿Y qué ofrece Mercenary Kings? Como decíamos un poco más arriba, el juego de Tribute se asemeja en estética y planteamiento inicial a la saga de SNK y Nazca, Metal Slug, aunque todo se queda en eso, en similitudes gráficas. Lo cierto es que el juego es un título de acción, plataformas y disparos, pero es mucho más reflexivo, lento y profundo que el típico arcade maquinero. Obedece a la filosofía sobre la que nació el estudio indie, aquella de «aprovechar las herramientas y la potencia actual para hacer juegos que se inspiran en los clásicos del siglo XX». Toda una declaración de intenciones que puede ser un arma de doble filo, y es que si esperabas acción machacabotones lineal este no es tu juego, desde luego...


Obedece a la filosofía sobre la que nació el estudio indie, aquella de «aprovechar las herramientas y la potencia actual para hacer juegos que se inspiran en los clásicos del siglo XX» 

Somos miembros de un grupo de fuerzas especiales denominado que tras haber resucitado gracias a un suero experimental, tenemos que ayudar a acabar con las fuerzas terroristas de CLAW. Para ello contaremos con la ayuda de todo un arsenal y los últimos adelantos tecnológicos, además de compañeros de viaje que también 'pegan' bien fuerte. Desde una especie de hub o área central, podremos mejorar nuestro armamento, construir nuevas armas a partir de materiales que recogemos en los niveles, mejorar nuestro personaje o seleccionar la próxima misión. Hablamos con el general, nos montamos en el helicóptero y ale, a meternos en la selva profunda directos a salvar a un grupo de secuestrados, encontrar algún objeto en particular o acabar con todos los macarras de CLAW que se encuentren por allí.

El multijugador es una opción muy bienvenida

Tendremos la opción de seleccionar diferentes misiones según nuestro ánimo, y de ir abriendo más posibilidades a medida que juguemos; y es que los diseñadores han decidido apostar muy fuerte por un sistema de construcción de armas (de fuego y blancas), y de mejora de nuestros personajes bastante complejos para lo que esperaríamos de un juego de este porte. Durante los niveles podemos recoger materiales que luego servirán para que el especialista de nuestro campamento base construya nuevo armamento o mejore lo que tenemos en la actualidad. Para algunos será una opción muy bienvenida que proporciona profundidad al juego, mientras que para otros será una losa pesada que interrumpe el flujo del juego, al tener que repetir niveles para obtener más materiales y esperar a que la mecánica 'ruede' durante la partida, cosa que no hará hasta que pasemos algunas horas con el juego.

Parece que este tipo se ha cabreado bastante...


Por otro lado el control de nuestro personaje es quizás más clásico en comparación con el resto del planteamiento del juego. Nuestro personaje disparo en cuatro direcciones (no hay diagonales), a veces habrá que esconderse tras objetos o muros para luego atacar, los enemigos reaparecen cuando volvemos a una pantalla que habíamos 'limpiado' anteriormente, y podremos llevar objetos extra en nuestro limitado inventario, como los siempre útiles explosivos. Un útil mapa nos servirá para ver donde nos encontramos en todo momento, comprobar las conexiones de los caminos y localizar nuestro objetivo. Nos enfrentaremos a diferentes enemigos y de vez en cuando nos asaltará algún jefe final de fase.



Técnicamente hay poco que reprochar, de hecho los sprites y las animaciones son francamente más que notables (siempre en este estilo caricaturesco y pixelado del que hace gala el juego), y la música acompaña bien, aunque puede hacerse algo pesadita en los niveles más largos o cuando nos encontremos repitiendo una y otra vez una fase para lograr recolectar más materiales. El control es directo y sólo las continuas conversaciones y los primeros pasos pueden resultar un poco pelmazo. Lo cierto es que hay que pasar unos minutos con la consola antes de encontrar la verdadera chicha del juego.

¡Misión completada! Somos unos máquinas...


En cuanto a la versión que hemos probado (Switch), es toda una ventaja poder jugar a un título de este tipo en modo portátil (algo que también pueden hacer los usuarios de Vita, que por fin pueden catar el juego en su consola). El modo multijugador también es una opción muy interesante, y de hecho algunos niveles parecen estar más pensados para ser recorridos por varios jugadores antes que por un solo. Quizás pueda mejorarse un poco la interfaz y la usabilidad de este modo online, y existe algo de lag en las partidas que hemos probado, pero tampoco nada excesivamente grave.

Los niveles pueden ser bastante largos, aunque contaremos con un mapa para orientarnos


En conclusión Mercenary Kings Reloaded Edition es un juego a tener en cuenta, siempre y cuando te guste la acción, pero también las mecánicas de mejora y recolección de materiales para, en este caso construir armas o mejorar nuestro personaje. Si buscas un run'n gun de vieja escuela aquí no lo encontrarás, pero si lo que quieres es un juego de gráficos pixelados espectaculares, unas mecánicas diferentes aunque inspiradas en los clásicos, y la posibilidad de compartir partida, entonces no dejes de echarle un vistazo al juego de Tribute Games.
Si buscas un run'n gun de vieja escuela aquí no lo encontrarás, pero si lo que quieres es un juego de gráficos pixelados espectaculares, unas mecánicas diferentes aunque inspiradas en los clásicos, y la posibilidad de compartir partida, entonces no dejes de echarle un vistazo al juego de Tribute Games

Mercenary Kings Reloaded Edition está disponible para ordenadores, Xbox One, PS4, Vita y Switch por unos 20 €. Más info en la web oficial del juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario