30 de septiembre de 2017

Impresiones con la versión final de 'The Sword of Ianna', el nuevo referente de 8 bit

Gracias a los amigos de Retroworks llevamos jugando desde hace unos días con la versión final del esperadísimo The Sword Of Ianna, que como ya sabéis es una aventura de acción y plataformas, secuela no oficial del clásico español de los 90, Blade: The Edge Of Darkness, que aparece en Spectrum y MSX en formato cartucho. Hemos dedicado unas cuantas horas a saborear su versión para Spectrum y aquí os ofrecemos nuestras primeras impresiones.



The Sword of Ianna, que está disponible desde hoy mismo en formato físico en RetroZaragoza tanto para Spectrum como MSX (¡en cartucho para ambos sistemas!), es un juego que mezcla acción pausada con plataformas, exploración y algún puzle (que, básicamente, suele consistir en llevar algún objeto a otro lugar determinado). Hay varios aspectos que llaman poderosamente la atención. El primero de ellos: la increíble factura técnica.

Cuando estamos jugando nos olvidamos por completo de que lo estamos haciendo en la ya veterana máquina de Sinclair. El título sabe camuflar perfectamente las limitaciones del hardware en el que está corriendo. Eso sí, la única manera de soslayar el exiguo espacio disponible ha sido recurrir al formato cartucho (en concreto, una adaptación del ZX Dandanator! Mini) como medio de almacenamiento. Lo cual nos lleva al segundo aspecto: la duración.


The Sword Of Ianna cuenta con un mapeado extenso, probablemente más de lo que nos esperábamos. Obviamente, una vez que descubramos todos los secretos será factible acabarlo en poco tiempo. Pero, mientras exploramos, se le pueden dedicar fácilmente unas cuantas horas. En ese sentido, el título cuenta con un sistema de contraseñas que se facilitan cada vez que completemos uno de los ocho niveles de los que consta. Además, dentro de cada nivel cuenta con algunos puntos de control, de manera que no volveremos siempre al principio del todo en caso de morir, cosa que ocurrirá con frecuencia, sobre todo las primeras partidas.



The Sword of Ianna también para MSX2 

Los usuarios del estándar japonés tampoco se quedarán sin su debida ración de aventura y espadazos, y es que además de la versión para Spectrum, el juego también aparece en formato cartucho para MSX2, tal y como os anunciamos en la pasada RetroMadrid 2017.
Gracias al apoyo de Manuel Pazos, el equipo de diseño y desarrollo ha conseguido una conversión fiel al original, practicamente idéntica y que cuenta con un colorido mayor aprovechando las diferencias técnicas entre ambos sistemas.



Y enlazamos con el tercer aspecto: la dificultad. El juego no es un paseo, pero tampoco hace gala de una dificultad absurda. Según vayamos echando horas notaremos cómo vamos controlando mejor a nuestro personaje y cómo nos moveremos, tanto en las secciones de plataformas como en los combates, de manera intuitiva. En definitiva, se comporta de manera justa con el jugador y recompensa el tiempo invertido en dominarlo.



¿A qué nos enfrentaremos durante la aventura? Como ya hemos comentado, a un sinfín de pantallas que explorar. A buscar palancas que abrirán puertas a nuevas zonas y objetos que tendremos que utilizar en el lugar adecuado. A saltos ajustados, no al píxel, pero que requerirán de nuestra habilidad de pianistas para interpretar la sonata del OPQA (o POQA según reza el manual de instrucciones). Y a manejar el arte de la espada, primero, y de otras armas que encontraremos, para eliminar, en duelo, a los sucesivos enemigos que intentarán hacernos fracasar. Por cierto, los enemigos tienen diferentes rutinas de ataque, por lo que los combates tienen cierto componente táctico. Por fortuna, al menos hasta lo que llevamos jugado, no hay que enfrentarse con varios de ellos de manera simultánea. Incluso podremos escapar corriendo si lo estimamos como una opción más ventajosa.



Para terminar, qué decir de la estupenda banda sonora. Se trata del retorno de Alberto «McAlby» González a la composición musical para ordenadores de 8 bits después de muchos, muchos años. Una vuelta gloriosa para completar un juego redondo en su conjunto al que se le pueden sacar muy pocas pegas. Quizás ninguna si tenemos bien presente sobre qué hardware se está ejecutando. Desde luego que se trata de un título que podemos ubicar sin duda ninguna entre los 10 mejores de la plataforma.

Desde aquí nuestra más sincera enhorabuena y nuestro agradecimiento a todo el equipo, capitaneado por Francisco Javier Velasco y Javier Peña, que ha hecho posible que este gran juego llegue a nuestros ordenadores para ofrecernos muchas horas de diversión.

Os recordamos que The Sword of Ianna se presenta oficialmente este fin de semana en Retro Zaragoza 2017, donde se podrá adquirir en formato físico tanto la versión para ordenadores Spectrum de 128K como para MSX2. También estará disponible a partir de hoy en descarga Ya disponible para descargar desde su página web.




Por: Fede J. Álvarez


Web oficial con más info

3 comentarios:

  1. Después de haberlo probado durante unos minutos, no puedo más que dar mis más sinceras felicitaciones al equipo de Retroworks. Por favor, seguid sacando obras de arte como esta. No lo dejéis nunca.

    ResponderEliminar
  2. No dudo del logro técnico que supone el juego, algo así en un Spectrum es increíble. Pero ya lo dije en Retromadrid de este año. ¿Qué mierda de conversión de Spectrum a MSX es esa que se ve con más colores y para colmo ni siquiera va más lento?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja solo hubiera faltado eso, la verdad no he probado la de spectrum, pero por las imagenes y comentarios veo que se lo han currado. Me alegra que aprovechen el potencial de las maquinas, en MSX es brutal.

      Eliminar