8 de mayo de 2017

¡Preview exclusiva! Así es 'El Linaje Real', la nueva obra maestra de ESP Soft

Ha llovido mucho desde que se dejase entrever el nuevo proyecto de los veteranos ESP Soft en aquel “melodías medievales” que dejó escapar McKlain en una entrevista hace dos años. Ahora, 'El Linaje Real' entra en su fase final de desarrollo. A lo largo de este tiempo hemos podido ver pinceladas del juego en RetroConsolas Alicante 2015 y, finalmente, una versión prácticamente terminada durante la pasada RetroMadrid. Ha llegado el momento. Tras el salto, os contamos cómo es ‘El Linaje Real’.




Después de un largo periodo de silencio tras el genial ‘La guerra de Gamber’, el equipo formado por gg y compañía ha estado trabajando en la medida en que el tiempo libre lo ha ido permitiendo en una nueva creación marca de la casa, con un trasfondo épico-medieval que hará las delicias de los aficionados al género. ‘El Linaje Real’ es más que un arcade y los textos entre niveles más que meros elementos de transición entre pantallas.


La historia
“Caminas inseguro, víctima de algún sortilegio que te está robando la memoria. Sólo una voz en tu cabeza que te guía: la del curandero del bosque”. Así reza el texto de ‘El Linaje Real’ que marca el inicio de la aventura y nos pone en contexto: somos un caballero que ha perdido la memoria. Recuperar la memoria será la primera de nuestras tareas, embarcándonos en un viaje en el que tendremos que aprender más sobre nosotros mismos y nuestro lugar en el mundo.



A lo largo de sus diferentes niveles, ‘El Linaje Real’ nos llevará por diferentes etapas de adquisición de dicho conocimiento, con numerosos giros de guión y algún que otro momento dramático, como mandan los cánones de una buena historia. Pero no bastará con descubrir quiénes somos y cuál es nuestro lugar en el mundo; tendremos que recuperar lo que nos pertenece por derecho.

«A lo largo de sus diferentes niveles, ‘El Linaje Real’ nos llevará por diferentes etapas de adquisición de dicho conocimiento, con numerosos giros de guión y algún que otro momento dramático»

Primeras impresiones
Tras una espectacular pantalla de carga, inspirada en la ilustración creada especialmente para el juego por López Espí, damos paso a un arcade de scroll lateral de corte similar al anterior trabajo del equipo: ‘La guerra de Gamber’. En ese sentido, el tamaño de los sprites es similar, no demasiado grandes pero sí bien animados y con un movimiento fluido. El scroll lateral es decente, sin ser el más espectacular nunca visto en la máquina, pero bastante logrado teniendo en cuenta las dificultades de las máquinas de Amstrad para lograr un scroll horizontal fluido. En ningún momento será el scroll el responsable de nuestros apuros, y nos veremos en unos cuantos, así que cumple con creces.

La ilustración de portada del juego, obra de López Espi

En los diferentes niveles vamos a encontrarnos con diferentes ambientaciones, todas muy bien cuidadas y atractivas visualmente. El uso de la paleta de colores en Mode 0 del CPC es también adecuado, y tiene cierto regusto a juego clásico de los ochenta más que a creación de nueva hornada.  Ya desde el primer momento las famosas “melodías medievales” de McKlain hacen acto de presencia y nos acompañarán durante toda la aventura, poniendo banda sonora a la épica aventura de nuestro caballero. Ya hay toda una declaración de intenciones en el menú de inicio, con una melodía evocadora y muy efectiva, obra del compositor malagueño. A lo largo del juego encontraremos también diferentes efectos sonoros cada vez que luchamos con enemigos o recibimos daño. Precisamente este efecto sonoro nos pondrá sobre aviso desde el principio si nos quedamos quietos; el juego “tiene tiempo” y consume nuestra energía según va pasando, así que más vale no planear mucho la acción ni dejar el juego en marcha para ir al baño.

«Sabemos que en estos momentos se está trabajando en la dificultad del juego según el feedback recibido en RetroMadrid, pero aun así ‘El Linaje Real’ dista mucho de ser un paseo»



A lo largo de nuestra aventura nos encontraremos con un buen número de enemigos. Muchos se irán repitiendo a lo largo de nuestro periplo, pues no en vano la memoria es la que es y limita la variedad que podemos meter en el juego. Eso sí, hay una buena base de enemigos diferentes y en ningún momento se nos harán pesados ni repetitivos. Harina de otro costal es la colocación y aparición de ellos, pillándonos en numerosas ocasiones con la guardia baja y sin poder esquivarlos. Sabemos que en estos momentos se está trabajando en la dificultad del juego según el feedback recibido en RetroMadrid, pero aun así ‘El Linaje Real’ dista mucho de ser un paseo y la memorización de algunos pasajes será parte fundamental si queremos llegar a buen puerto.


Para ayudarnos con la dificultad del juego, nuestro caballero cuenta con una barra de energía y varias vidas, alejándolo del típico juego infernal en el que un roce implica la perdida de una vida y tener que comenzar el nivel desde el principio. En caso contrario, el juego sería seguramente imposible de acabar.



Mecánica y diseño de niveles
Como ya hemos mencionado, ‘El Linaje Real’ es un juego arcade de scroll lateral en el que el plataformeo tiene una importancia capital. A lo largo de los diferentes niveles que componen el juego pondremos una y mil veces a prueba nuestra pericia con los saltos, siendo muchos de ellos al píxel. Aunque pueda parecer complicado, la buena respuesta de los controles nos facilita enormemente la tarea, estando a mucha distancia de ser los saltos el principal problema a batir del juego. El tener un poco de sentido común nos ayudará a mejorar y avanzar cada vez más con cada intento tras enfrentarnos a ciertas situaciones que mezclan salto con enemigos. Una pista: nuestro personaje puede cambiar de dirección en medio del salto...



El diseño de niveles está muy logrado y se nota que el equipo detrás del juego le ha puesto cariño. Cada uno de ellos tiene su propio estilo, siendo algunos más directos y lineales, y otros más laberínticos y requiriendo un mayor cuidado a la hora de explorar. A medida que vamos avanzando en el juego vamos a necesitar tener cierto grado de “picardía” a la hora de enfrentarnos a según qué callejones sin salida que vamos a encontrar relativamente a menudo y que nos obligarán a desandar nuestros pasos o a buscar una salida dónde no se nos había ocurrido antes. Algún que otro elemento del fondo en realidad es una plataforma desde la que acceder a un camino diferente.


«A medida que vamos avanzando en el juego vamos a necesitar tener cierto grado de “picardía” a la hora de enfrentarnos a según qué callejones sin salida, que nos obligarán a desandar nuestros pasos»

Al comenzar el juego contamos con nuestra fiel espada, que nos permite acabar con la mayoría de enemigos. Existe un power-up que nos permite lanzar ondas de energía con cada espadazo, pudiendo regular la fuerza manteniendo pulsado el botón de disparo, pero no siempre supondrá una ventaja. De hecho, a la hora de enfrentarnos con algún que otro jefe de final de fase más vale ir a lo bruto, con espadazos cortos, que atacar desde lejos. Eso sí, más te vale practicar el esquivar enemigos ya que, como buen juego exigente, habrá zonas dónde sea más inteligente esquivar enemigos que intentar matarlos a todos. Y quién sabe qué problemas nos encontraremos a lo largo de la aventura.


Mención especial a la inclusión de algunos “minijuegos” o pequeñas escenas de transición al final de algunos niveles, que nos sirve de respiro tras la tensión de la parte principal del nivel y, además, profundizan en la historia de nuestro caballero. Una idea de los más acertada y que contribuye a la sensación de juego redondo y bien cuidado que desprende ‘El Linaje Real’ por los cuatro costados.



En resumen
‘El Linaje Real’ cuenta con todos los elementos para convertirse, por méritos propios, en uno de los mejores juegos lanzados para la plataforma este año. Sus cuidados detalles, la elaborada historia y lo bien diseñados que están los diferentes niveles que lo componen harán las delicias de los aficionados a las aventuras más exigentes. Acción, estrategia, un pequeño componente de exploración y una jugabilidad a prueba de bombas, hacen de la última creación de ESP Soft un candidato ideal para convertirse en sumidero de horas delante de nuestros Amstrad CPC, intentando batir la aventura, llegando en cada partida cada vez más y más lejos.

«Sus cuidados detalles, la elaborada historia y lo bien diseñados que están los diferentes niveles que lo componen harán las delicias de los aficionados a las aventuras más exigentes»



Más información y futura descarga en la web de ESP Soft

No hay comentarios:

Publicar un comentario