27 de junio de 2012

Entrevistamos a Jaume Esteve, autor del libro ‘Ocho Quilates. Una historia de la Edad de Oro del software español’


¿La historia de la edad de oro del soft español contada por sus protagonistas de primera mano? Sí, sí, deja de frotarte los ojos por que es cierto, por fin vamos a poder disfrutar de un relato que haga justicia a uno de los periodos más dulces que ha vivido el desarrollo de videojuegos en nuestro país. Empresas como Dinamic, Topo, Opera comenzaron a hacer su agosto con los 8 bits demostrando que en España podían fabricarse juegos al mismo nivel, o más, que los que venían desde ilustres lugares como Inglaterra o Francia colocándolos en los primeros lugares de las listas de ventas y obteniendo calificaciones sobresalientes en las revistas especializadas. Pero el libro de Jaume Esteve no es sólo eso, también es la bellísima historia de cómo nació una industria inexistente en España, de cómo los primeros ordenadores suscitaron la imaginación de unos auténticos pioneros que sentaron las bases de la fabricación y distribución de los ‘marcianitos’ hace ya la friolera de treinta años. Casi nada.

Hemos tenido la oportunidad de bucear en el primer capítulo de “Ocho Quilates. Una historia de la Edad de Oro del software español’, y comprobar de primera mano como el trabajo de documentación y de Jaume ha sido exhaustivo y en la mayoría de las ocasiones clarificador, habida cuenta de la cantidad de historias contradictorias que existían sobre determinados hitos. Casi medio centenar de entrevistados, cotejo de datos y un montón de anécdotas, harán las delicias de todos los que obtengan su libro a partir del próximo 29 de junio, cuando tras más de un año y medio de soberano esfuerzo, Jaume vea por fin publicado el primero de los dos volúmenes (1983-1986 y 1987-1992) de los que constará la obra. ¿Interesado? Pues no dejes de visitar su web para adquirirlo en edición física o digital, o en Amazon e iBooks si te interesa descargarlo directamente para tu dispositivo de lectura. La verdad es que te recomendamos la opción del papel, porque de paso podréis haceros con una lámina del mismísimo Azpiri…

Así que, como creemos que ya te habrá picado la curiosidad y querrás saber más, hablamos con Jaume para que nos cuente como ha sido el proceso de elaboración del libro. ¡Cargando!:

RetroManiac: Hola Jaume. En primer lugar, muchas gracias por contestar a nuestras preguntas, y en segundo, la pregunta obligada… ¿pero cómo narices te metiste en un fregado como este? Dar orden al panorama inicial de los videojuegos en España no parece cosa fácil… En serio, ¿cómo y cuándo iniciaste el trabajo?

Jaume: La verdad es que yo tampoco sé por qué narices me metí en este fregado, porque me ha tenido ocupado más de año y medio. La génesis del proyecto es de 2009, de hecho la primera entrevista se la hice a Gominolas en mayo de ese año, pero por circunstancias que no vienen a cuento lo dejé apartado hasta octubre de 2010, época en la que tenía más tiempo libre del habitual y me pareció la mejor manera de retomar el trabajo.

El trabajo se puede dividir, más o menos, en tres etapas. Documentación, o lo que es lo mismo, leerse las más de 200 Microhobbys que se publicaron en su momento y un buen puñado de MicroMania desde su nacimiento hasta mediados-finales del 92; entrevistas con los protagonistas, un proceso que se alargó incluso hasta enero-febrero de este año, cuando el libro estaba casi finiquitado; y, obviamente, la escritura, que debo decir que fue bastante más laboriosa de lo que esperaba.

Microhobby, revista mítica entre muchos de nosotros

RetroManiac: Aprovecha y cuéntanos también si quieres algo sobre ti y tu trabajo como periodista, cuando empezaste con esto de los videojuegos, etc.

Jaume: Como jugador comenzaría con cuatro-cinco añitos, en el 87-88. Como periodista empecé con cosas esporádicas en Público, conseguí una sección fija en Calle 20 que aún mantengo y de ahí di el salto a Marca Player donde comencé como colaborador y acabé dirigiendo la web. Ahora también colaboro con el blog de videojuegos de El Mundo, Mundogamers o Alfa Beta Juega, además de tener un blog en Jot Down.

La Pulga. Imagen: World of Spectrum

RetroManiac: Por lo que sabemos este es el primer libro que se escribe así de documentado y con tanto trasfondo sobre los inicios y desarrollo de la industria del videojuego español. ¿No te ha dado un poco de vértigo convertirte en la persona que decida dar el primer paso? ¿Hacia quien dirías que va dirigida tu obra?

Jaume: Vértigo no, al revés, el hecho de que no hubiera nada escrito sobre este tema fue lo que me impulsó especialmente a iniciar un proyecto así, es el típico defecto profesional del periodista de querer un cubrir un área de la que nadie nunca ha hablado.

Respecto al público objetivo, mi intención es que sea un libro de referencia tanto para entendidos del videojuego y de la Edad de oro como para gente que no conoce tan de cerca el mundillo. Ello me ha obligado a no ser demasiado técnico en mi escritura pero creo, o eso espero, que he conseguido un cierto equilibrio para que los seguidores del videojuego se encuentren un texto escrito también para ellos.




RetroManiac: También parece que romperás algunos mitos que se habían construido alrededor de los videojuegos de nuestro país y que las anécdotas y las curiosidades estarán a la orden del día. Ya sabes que todos tenemos algo de ‘marujeo’, así que, ¿nos podrías adelantar algún cotilleo de los que podremos encontrarnos luego en el libro? Nos encanta enterarnos de las motivaciones de aquellos pioneros de hace 30 años, y como sus ideas llegaron a buen puerto convirtiéndose en un videojuego…

Jaume: Venga, va, una que tiene que ver con el acuerdo entre Dinamic y ERBE para distribuir los juegos del primero. Como sabréis, ERBE nació gracias a Paco Pastor y a la familia Bagney, todos ellos metidos en CBS. Pues bien, aprovechando el background discográfico de Pastor y que en Inglaterra los Stranglers habían sacado un disco que incluía un juego en la última pista del casete, Pastor propuso que CBS y Dinamic hicieran lo mismo con el nuevo elepé de Olé, Olé, de cuando cantaba Vicky Larraz. Como pasa siempre en España, a Pastor le llamaron de todo (aunque Dinamic llegó a hablar del tema con CBS) y el proyecto nunca se puso en funcionamiento.

El logo original de Erbe. ¡Gracias a Program:Bytes:48k por la imagen!

RetroManiac: Gran parte del interés que va a tener ‘Ocho Quilates’ en el público es la tarea de documentación y entrevistas con los auténticos protagonistas de la época. ¿Te ha costado mucho ponerte en contacto con todas estas personas? ¿Cómo fueran esas conversaciones?

Jaume: Debo decir que he tenido suerte y la gran mayoría de entrevistados han sido fáciles de localizar y no han puesto casi ninguna pega para participar en el proyecto. Es una de las suertes de ser el primero en escribir una obra así en la que el protagonismo recae en todos aquellos que contribuyeron a forjar aquella época. Por su parte sólo puedo quitarme el sombrero porque te aseguro que, con algunos, hemos estado meses intercambiando mails con dudas sin resolver después de las entrevistas en persona. El más complicado de encontrar fue José Luis Domínguez, el hombre que levantó Indescomp y que luego lo convirtió en Amstrad España, ya que pasado el momento se desentendió de todo este mundillo y no mantenía contacto con nadie. Afortunadamente, dejó algún que otro rastro por Internet con el que me fue posible localizarle.

El CPC 464 de Indescomp anunciado en Micromania nº35

El único que se me ha escapado ha sido Gabriel Nieto, con el que no he sido capaz de contactar aunque le he dejado más de un correo. Pero vamos, la lista tiene a todos los demás: los hermanos Ruiz, Paco Pastor, Gonzo Suárez, Paco Suárez, Juan Delcán, Fernando Rada, Rafa Gómez, Javier Cano, Emilio Martínez, los hermanos Martín, Pedro Ruiz, José Antonio Morales, José Luis Domínguez, Andrés Samudio, Carlos Abril...

Haciendo cálculos, creo que la lista de entrevistas llega, casi, casi, a la cincuentena. No es un número muy elevado, no te voy a engañar, pero también es cierto que la industria española en la Edad de Oro era eso, por lo menos en las altas esferas. Si contamos a estudios pequeños y freelance ya sería otra cosa.

La pantalla de carga de Game Over. Imagen: World of Spectrum

RetroManiac: En la introducción del libro comentas que centrarás la información en Dinamic, Opera, Made in Spain y Topo, por ser las más productivas y punteras del sector en cierto sentido, pero seguro que nos encontraremos con referencias a otras empresas que no despuntaron pero que también estuvieron ahí…

Jaume: Sí que las hay, sí, pero no te voy a engañar, ocupan un papel muy pequeño. Como te acabo de decir, la lista de gente involucrada en estudios pequeños o proyectos personales debe ser tanto o más grande que la que he reunido. Pero ahí tuve que tirar de cordura y de logística: si ya me supuso una tarea complicada dar con todos y viajar unas cuantas veces para entrevistar a quién fuera necesario, imagínate si hubiese tenido que doblar esfuerzos.
Por ello también el libro se centra en las cuatro grandes, que dieron salida a una inmensa parte de la producción española de los 8 bits y, por tanto, pueden dar referencias de casi todos los juegos que publicaron.

La Espada Sagrada de Topo, uno de nuestros preferidos. Imagen: World of Spectrum

RetroManiac: La edad de oro del soft español comprende un buen puñado de años. Desde aquella suerte de casualidades que cuentas en el libro sobre la aparición de La Pulga, hasta los últimos títulos de una Dinamic que ya no aguantaba más el tirón de los 16 bits. ¿Con qué momento te quedarías tú? ¿Cuál /es es/son tus juegos favoritos de la época?

Jaume: Quedarse con un momento es complicado, aunque ahora mismo te podría decir, ya que es algo que se puede ver en el primer volumen, que los primeros años del relato son fascinantes. Ver como la gente de Made in Spain o Dinamic sacaron adelante sus proyectos ya fuera desde casa o en las aulas de la escuela de informática del padre de Paco Menéndez tiene ese punto romántico de todas las buenas historias de compañías creadas de la nada.

Respecto a los juegos, debo decir que tengo debilidad por La Abadía del Crimen. Lo siento, lo jugué en su día aunque no me enterara muy bien de lo que pasaba, y es un juego que he ido revisitando gracias a los emuladores cada cierto tiempo. Y aún así, debo decir que no he sido capaz de acabármelo: he llegado a la biblioteca pero nunca llegué al final, por mucho que tuviera el mapa a mano. ¿Además de La Abadía? Para compensar el topicazo te diré dos que creo que pasaron desapercibidos en su momento y que tienen su punto: Perico Delgado y París – Dakar, atípicos, muy entretenidos y únicos, sobre todo el segundo, en el panorama del videojuego.

La Abadía del Crimen de Opera. Imagen: World of Spectrum

RetroManiac: Fueron desde luego momentos en los que el soft patrio se codeaba con las grandes de la industria internacional. Los juegos que se producían en nuestro país siempre destacaban en gráficos y en originalidad. ¿Qué es lo que cambió a principios de los 90 para que esta tendencia se cortara prácticamente de raíz?

Jaume: Para llegar a ese punto tendréis que leeros el segundo volumen (un poco de publi nunca viene mal, jeje) pero las líneas maestras de lo que yo explico serían estas: las consecuencias de la bajada de precios del 87, la piratería en los 16 bits, el poco impulso que recibió ese mercado en España por parte de los consumidores, lo caros que eran los desarrollos para 16 bits y que en nuestro país daban poquísimo rendimiento, la falta de ambición de las compañías para dar el salto (o falta de fondos para hacerlo) y la crisis que asoló nuestro país a principios de los noventa y que nos dio la puntilla. Aún así, es un tema sobre el que hay pocos análisis serios por lo que espero que, poco a poco, más gente se anime a presentar conclusiones con cara y ojos.

¿La llegada de los 16 bits propició la caída del soft patrio? Imagen: Old Computers

RetroManiac: En la actualidad algunos grupos de desarrollo españoles están de nuevo en el candelero, copando primeras páginas, participando en proyectos ‘gordos’ y abarcando prácticamente todo el espectro de los videojuegos existente en la actualidad. ¿Volveremos a sentirnos unos tipos importantes en este ocio lúdico o seguiremos siendo unos segundones con muchas ideas pero pocas posibilidades?

Jaume: Yo creo que la calidad está ahí, y siempre lo ha estado. El problema es que tenemos una primera línea potente pero nos falta consistencia. Está claro que no podemos volver al ritmo de lanzamientos de los 8 bits, por lo que nos haría falta crecer en número de estudios haciendo juegos AAA.

RetroManiac: ¿Qué crees que corta las alas de la producción de videojuegos en España si la comparamos con otros países, o tampoco estamos tan mal?

Jaume: Yo creo que no estamos tan mal. El problema, repito, es que nos falta un tejido que dé más consistencia al videojuego español (la frase, realmente, es de Gonzo y estoy muy de acuerdo con ella). Pero creo que hemos demostrado sobradamente que podemos hacer grandes juegos para consolas de sobremesa, para portátiles, para PC, free2play… Nos falta crecer para ser más regulares en nuestros lanzamientos.

Basket Dudes de Bitoon, un referente del free2play a la española

RetroManiac: Terminemos con 'Ocho Quilates'. El estilo del libro es cercano y muy ameno. Nos tememos que una vez caiga en nuestras manos el texto completo nos va a durar un suspiro. Nos atrapa desde el principio gracias a las declaraciones en primera persona de los protagonistas y a todas esas anécdotas que comentábamos antes que a fin de cuenta son la salsa de un proceso creativo. Un acierto en nuestra opinión, ¡de hecho nos encantaría que te convirtieras en el Steve Kent patrio!, jejeje

Una obra imprescindible...

Jaume: Lo de compararme con Steve Kent me llega al corazón, jaja, pero creo que el listón está muy alto. Me conformo con poner la primera piedra y con haber intentado que por primera vez haya un libro (bueno, dos volúmenes) en el que se condense toda la información de la Edad de Oro y que sean los protagonistas los que la expliquen para acabar de una vez con el sesgo que impera en Internet donde te encuentras versiones contradictorias cada poco tiempo. Si la gente cree que he conseguido llenar ese hueco, habrá sido un éxito.

RetroManiac: Sinceramente, y tras haber catado el libro, creemos que así será. Mucha suerte Jaume, ¡y no dejes de escribir sobre esta afición por favor!

Visita la web oficial de 'Ocho Quilates' para comprarlo

1 comentario:

  1. ¡Fantástica entrevista! Y el libro no tardará mucho en caer :D

    ResponderEliminar