8 de mayo de 2012

RetroMadrid 2012: El día de la inauguración, concierto, música chiptune y 'Gominolas' para todos

Acabado ya RetroMadrid 2012, uno de los eventos retro más importantes de nuestro país, pasamos a relataros lo mejor de un fin de semana largo, muy intenso y repleto de momentos nostálgicos y encuentros de todo tipo. Si te lo perdiste esperamos que estas líneas te ayuden a decidirte a pasarte en posteriores ediciones, y si pudiste darte una vuelta por el recinto esperamos que te sirva como recuerdo de unos días geniales.

Antes de empezar no podemos dejar de agradecer a la organización del evento, la Asociación de Usuarios de Informática Clásica, por el trabajo realizado, las horas ‘perdidas’ en que todo saliera bien y en atraer a todos esos expositores, conferenciantes de nivel, al genial Azpiri, a una de las mejores ferias retro que recordamos. Mención especial para Asupiva, que expuso una representación de videoconsolas y ordenadores clásicos realmente apabullante y admirada por todos los visitantes.

Ahora, ya sin más, vamos al primer día del evento.

La tarde del viernes no podía ser menos apacible. Mientras esperábamos pacientemente a la entrada de la nave 16 del Matadero de Madrid, una molesta llovizna parecía adelantar lo que poco después ocurriría en la explanada de acceso a la nave. En un ambiente típicamente primaveral algo fresco, el cielo encapotado y negros nubarrones acercándose por el horizonte, ¡la espera a la apertura de las puertas se nos hizo eterna!

Poco a poco fue llegando la gente hasta la entrada del recinto
Por fin, con sólo un pequeño retraso, la enorme puerta abatible se abrió justo a tiempo para que el chaparrón sólo le cayera a los más rezagados. Dentro nos esperaba una amplia sala de techos altísimos y una buena cantidad de sillas para tomar asiento. Tras esperar unos minutos más, el genial César Astudillo, alias ‘Gominolas’ se encargó de presentar RetroMadrid 2012 y de hacer de maestro de ceremonias. Abrió con una divertida canción que hacia guiños continuos a todos aquellos que disfrutamos de los videojuegos desde hace más de dos décadas, y tocó la fibra sensible de los desarrolladores de la época en particular.

César repasando en su móvil las palabras de apertura
A continuación César presentó la orquesta que iba a amenizar la primera parte de la inauguración. Camerata Musicalis, un joven grupo de músicos entusiastas dirigidos por la batuta de Edgar Martín, interpretaría versiones arregladas por Miguel Prida de grandes y conocidos temas de la historia de los videojuegos. Super Mario Bros. Tetris, The Legend of Zelda o Titanic de Topo Soft y cuya música original corrió a cargo del propio Astudillo, fueron los juegos y series escogidos para la ocasión.

Con los músicos ya en escena sólo faltaba la aparición del director
El concierto sonó muy bien, con algunos momentos épicos y acompañado de un más que notable montaje de imágenes relacionadas con los juegos proyectadas en la pantalla gigante colocada al fondo de la sala. Cada vez que una de las piezas terminaba el público rompía a aplaudir, y César introducía la siguiente parte gracias a curiosidades como el origen de la melodía principal de Tetris, Korobéiniki, inspirada en un poema ruso bastante ‘encendido’.

El momento en que sonó Titanic
Obviamente tras la interpretación de Titanic, Astudillo no pudo contener la emoción y saludar efusivamente a Edgar y el resto de músicos. El concierto terminó con una serie de adaptaciones de los temas más conocidos de The Legend of Zelda, con especial atención a los arreglos más conocidos del maravilloso Koji Kondo. Los asistentes disfrutaron mucho de las interpretaciones y el buen hacer de Camerata Musicalis. Se agradece mucho este tipo de actuaciones que ojala arraigen y se conviertan en la tónica general para abrir o cerrar eventos como RetroMadrid.

La reinterpretación del tema principal de Titanic fue sobresaliente
Tras la relativa tranquilidad del concierto, llegarían los sonidos electrónicos de 4Dboy, un jovencísimo David Hervera con muchas tablas ya en la creación de temas ‘hardcore’ utilizando para ello dos GameBoys ‘tochos’ con el software Little Sound DJ, una pequeña mesa de mezclas y su ordenador portátil.

Las dos Game Boy y la mesa de mezcla de David
Junto a David amenizó la sesión Philippe que a los mandos de una Master System modificada, ejercía de videojockey corotocircuitando las imágenes de un Sonic rampante en pantalla de tubo. Los sonidos contundentes de David atronaron en la sala en una sesión evidentemente muy trabajada.

Al fondo tenéis la Master System modificada en una caja blanca
A destacar para un servidor dos de los temas que presentó de su último disco: ‘Faster Than Sonic’ y […] Al finalizar la sesión, los asistentes que arroparon al DJ pudieron comprar su último disco en edición física.

Un momento de la actuación de David
El día no daba para más y la lluvia arreció bastante, así que cogimos nuestros bártulos y nos fuimos a descansar. El sábado prometía aún más emociones…

¡Hasta otra!

1 comentario:

  1. Azpiri y game boys!? ¿Porque no han inventado aun el teletransporte? T-T

    ResponderEliminar